16 oct. 2013

HP


Un magnífico “trabajo en proceso” terminado que critica el arte


HP surge de una noticia policial: en marzo de 2006 comenzaron a aparecer los restos de un cuerpo mutilado, esparcidos en distintos lugares de Santiago. Cuando “el descuartizado de Puente Alto” pudo ser identificado, se supo que era un joven de 20 años, con una historia de desenfreno y desamparo que lo convirtió en un paradigma de la marginalidad en el Chile postmoderno. La Compañía Teatral Chilena La Nacional decide llevar al teatro la historia del descuartizado, convoca a Luis Barrales para que la escriba, y con el apoyo del Fondo Nacional para el Desarrollo del Arte la estrena al año siguiente en el Teatro del Puente.


H P/Hans Pozo es la obra que está escrita por Luis Barrales y está bajo la aguda dirección de Gisel Sparza, quien propone una ejecución escénica política y teatral a la vez; la directora con su “trabajo en proceso” dibuja una línea que está entre la denuncia y la transformación: denuncia el arte que surge de un hecho horrible y lo transforma en un acto escénico estético fragmentado.

El hecho horrible que se delata es lo que pasó realmente, que casi nadie lo sabe, pero surge de un hecho policial, de una crónica roja, donde algunos mencionan que fue un niño el que observó a un perro callejero jugaba con un pie humano. Así, por todo Santiago se fue descubriendo restos humanos hasta que descubrieron que se trataba de un hombre que prestaba su cuerpo para servicios sexuales, cuyo nombre era Hans Pozo.

De esta manera hay varias versiones de la historia y de la crónica que Hans Pozo, como también otras obras de teatro que se basan en ella. Lo interesante de HP/Hans Pozo es que critica y compone esas visiones desde un trabajo inacabado, fragmentado, que parece no tener unidad pero en el fondo hay componentes muy importantes de búsqueda no de la “verdad” de lo que sucedió, sino de lo que les sucede a HP/Hans Pozo como acto estético ante las historias y crónica de Hans Pozo.

Podemos decir que en el relato, hay una historia de sexo, drogas, amor y cumbia detrás de la crónica policial de Hans Pozo. En el “trabajo en proceso” HP/Hans Pozo juega con el peligro de ese esbozo de transformarlo en una historia de mero entretenimiento.

A su vez, hacen varios planteamientos muy importantes desde la obra, desde su puesta en escena y desde la estética fragmentada sobre la visión que toman sobre la crónica policial de Hans Pozo. Estos planteamientos son los que resuenan como reflexión, como crítica y como pregunta en el espectador, y se agradece que una obra que no esté terminada y esté en el mero proceso de puesta en escena te haga ese planteo.




Al mejor estilo de los rounds de improvisación, pero con nada dejado al azar, HP/Hans Pozo se estreno el jueves 5 de septiembre en el Teatro Mandril del barrio porteño San Cristóbal gracias al Colectivo chileno La Obra; un espectáculo escrito por Luis Barrales Guzmán, “Mejor Dramaturgo chileno” en 2010 con el premio Altazor.
HP está basada en la cobertura mediática de un asesinato de un joven producido en el 2006 en Santiago de Chile. Se trataba de un muchacho pobre que fue encontrado desmembrado y por partes. La construcción de realidad que hicieron los medios sobre su muerte produjo tal interés en la opinión pública chilena, que se pusieron en evidencia los límites de la marginalidad y de la condición moral de vida en una sociedad altamente influenciada por el modelo de vida neoliberal de las últimas décadas.

La puesta en escena fragmentada de HP/Hans Pozo magnifica la problemática de la representación de contar un hecho de crónica policial sin caer en el "moralismo" o una visión superflua del hecho. 

La estética de la transformación de los actores en personajes, el cuestionamiento en escena de que: si el trabajo de interpretación va por buen camino, y esas preocupaciones burguesas comunes del actor de sentir al personaje o investigarlo llevan a la paradoja misma de saber si se comprende o no el hecho como tal, haciéndolo a un lado, como otra crónica roja más y la vida continúa.

Esa propuesta es la que da valor como estética y problematiza la delgada línea de transformar en denuncia en el mismo proceso creativo estético. Ya que si bien HP/Hans Pozo es un acto estético no pierde esa noción de recordar el hecho de la crónica policial.

En otras palabras, critica a las obras de teatro basadas en un hecho real porque se transforman en una obra estética perdiendo todo el sentido que lo germinó y eso siempre va a estar presentada de forma fragmentada en el imaginario.

HP/Hans Pozo, por suerte y se agradece, tiene cuatro actores de muy buen nivel y que sean chilenos -uno puede perderse en sus modismos, pero no de los múltiples sentidos que evocan-, cabe destacar los trabajo de Majo de la Cruz y a Nibaldo Maturana.

HP/Han Pozo es una propuesta minimalista, con muy pocos recursos escénicos, que utiliza la proyección de diapositiva de manera fragmentada, y construyen mundos aportando así a los actores y al relato transformarse en un magnífico “trabajo en proceso” terminado que critica el arte.

HP (Hans Pozo) está los jueves a las 23:00 en Teatro Mandril, Humberto 1° # 2758 .



DRAMATURGIA- LUIS BARRALES GUZMAN


ELENCO-
NIBALDO MATURANA
MAJO DE LA CRUZ
JAVIER SALAMANCA
DANIELA MORAGA

DIRECCION- GISEL SPARZA SEPULVEDA
DISEÑO INTEGRAL- KAREN UTRERAS
FOTOGRAFÍA FIJA- MARISOL MARTIN

HISTORIA DE AMOR (ÚLTIMOS CAPÍTULOS)

Sólo se necesitan: un primer hombre, una mujer, un segundo hombre

Dos hombres y una mujer intentan contar/escribir la historia de amor que vivieron los tres juntos. Este es el resumen de la historia: Vivíamos los tres juntos -dice el Primer Hombre. Alguien traiciona. Historia de amor es el intento y la imposibilidad de reconstrucción de esa historia. El ejercicio del recuerdo configura sus versiones: Historia de amor es una carta, una canción, un libro, una llamada telefónica, un trabajo. Y, a veces, el relato parecería ser más exacto, más exacto que lo que había sido la realidad que los tres habían vivido.



En 1983,  se publicó en un tomo, siete obras del  fallecido dramaturgo francés Jean-Luc Lagarce, en esa primera colección estaba el texto Histoire d'amour (repérages). Siete años después, en 1990, en el tercer tomo, Lagarce presentó Histoire d'amour (derniers chapitres), “Historia de Amor (Últimos Capítulo)”. Texto que el director Marcelo Velázquez lleva a escena no sólo con una agudeza de puesta en escena, también con mucha simpleza.


La propuesta escénica de Velázquez que tiene con “Historia de Amor (Últimos Capítulo)” es un juego entre rupturas y convenciones. La ruptura está en la forma de contar el relato, la convención es la historia de amor que se relata.

Ese encuentro está impecablemente presente en la puesta en escena de “Historia de Amor (Últimos Capítulo)”. Por ejemplo: el espacio, el ámbito que transitan los personajes es muy oscuro, muy vacío, no está completo, sólo se da signos de ciertas cosas; pero, la convención: de los actores, de la presencia escénica, del espacio y de los climas es vigorosa, llena de energía, latente.




Todos los habitantes se habrán ido – una historia así.
Todos los habitantes se habrán ido sin dejar dirección,
no queda nadie,
todos se fueron sin que se sepa, sin decírselo a él.
Nunca me dicen nada.
Desaparecieron.
- eso piensa-
Fragmento de “Historia de Amor (Últimos Capítulo)”, la voz es El Primer Hombre


 Los actores cuando hacen a los personajes realizan sutilezas muy bien construidas en los matices. Hay una armonía de tiempo, de silencio en la repetición, como si fuese algo sagrado hacerlo dentro de la representación. Existe momentos de equilibrio perfecto donde las figuras parecen estar en el caos, pero solamente descansan muy atentos, esperando su turno para intervenir en el relato.

En la puesta de escena de Velázquez de “Historia de Amor (Últimos Capítulo)” es un quiebre a la instalación de la representación teatral, del relato escénico y de lo que nunca se terminará de construir. Cautiva mucho el vínculo estrecho que tiene la idea de representación de Lagarce en el texto con la aguda propuesta de Marcelo Velázquez, que hace un puesta en escena de algunos mecanismos de la representación, donde el límite de la ficción es efímero.  

“Historia de Amor (Últimos Capítulo)” está todos los domingos a las 18:00 en ElKafka Espacio Teatral, Lambaré 866, reservas a 4862-5439


Ficha Artística/Técnica

Autoría: Jean-Luc Lagarce
Traducción: Mabel Crescente
Actúan: Marcelo Bucossi, Mercedes Fraile, Daniel Goglino
Vestuario: Julio Suárez
Diseño y realización de escenografía: Ariel Vaccaro
Diseño de iluminación: Alejandro Le Roux
Música original y diseño sonoro: Pablo Bronzini
Audiovisuales: Román Melendrez
Fotografía: Aixa Alcántara
Diseño gráfico: Vanesa Bisutti
Entrenamiento vocal: Natalia Cappa
Asistencia de dirección: Christian Di Desidero
Prensa: Duche&zarate
Dirección: Marcelo Velázquez

Funciones: Domingos a las 18:00
Duración: 70 minutos

Elkafka Espacio Teatral
Lambaré 866
 (mapa)
Ciudad de
 Buenos Aires, Argentina
Tel.: 4862-5439
http://elkafkaespacioteatral.blogspot.com