28 jun. 2011

ESPERANTE, NO TAN PRONTO HAGAS DE MÍ UN AUSENTE


Imágenes sublimes, textos tristes

"Esperante, no tan pronto hagas de mi un ausente" es un drama onírico que repasa las dificultades de un escritor a la hora de llevar a cabo su último escrito. Su escritura será su manera de batallar con la ausencia de su gran amor y los sucesos que desencadenan sus recuerdos.

La obra narra las batallas íntimas de un escritor encerrado en una pensión intentando terminar sus escritos.

En una pensión añeja se encuentra el escritor. Se debate con sus recuerdos intentando culminar su novela. Una novela escrita sólo para él como recurso reparador de las ausencias que ha sufrido a lo largo de su vida. Su escritura es el móvil de acción; como la maquinaria de Lázaro, intenta revivir en la ficción el recuerdo de su padre, de Elena y de un entrañable amigo de la infancia. Asistimos entonces a la puesta en acto de los procedimientos creativos que lo asaltan, lo desmembran y finalmente liberan.

En este camino de construcción poética vibra la profundidad de los textos de Macedonio Fernandez. Sus escritos atraviezan los recuerdos autobiográficos del actor y el director dándo vida a la obra. Recuperando así, y a modo de homenaje tácito, los últimos años de vida de Macedonio, su relación con la escritura y su particular metafísica en la tríada Vida, Muerte y Amor. De este modo, el escritor descubrirá el camino que lo lleve a sentirse realizado. Por fin encontrara en su escribir, la manera de reencontrarse con su único amor.


"Esperante, no tan pronto hagas de mi un ausente" es un texto de Eliseo Barrionuevo y Francisco Grassi, y dirigida por el propio Grassi. Uno se pregunta, ¿Quiénes son ellos? ¿Por qué menciono sus nombres primeros?


Me llamó mucho la atención que en "Esperante, no tan pronto hagas de mi un ausente" contenga imágenes tan consistentes y sean sublimes a la vez. El espectáculo contiene mucha pregnancia con pocos recursos luminotécnicos; esto se debe a que la obra parte desde la hipótesis que el eje central del teatro, en la representación, es el actor; por lo tanto, Francisco Grassi y Eliseo Barrionuevo explotan al límite esa hipótesis y lo hacen muy bien.


La puesta en escena nos propone un juego sólo para los sentido de la vista y del oído. "Esperante, no tan pronto hagas de mi un ausente" es una historia muy conmovedora, cuya crueldad está encerrada, pero latente en cada palabra, en cada cigarrillo, en cada silencio, en cada papel.


En "Esperante, no tan pronto hagas de mi un ausente" el actor con mucho ritmo expulsa las palabras en el momento adecuado. Se nota el trabajo de “la escucha” en el “aquí y el ahora”. Construye a un personaje escritor desde parámetros comunes, clichés míticos, y románticos; pero maximizan los detalles, utilizan el desorden de pensamientos en los papeles como un lugar dramático, el cigarrillo constante como arma de destrucción de las palabras, entre otros.


La propuesta escénica de "Esperante, no tan pronto hagas de mi un ausente" nos induce hacia el caos, hacia el descontrol que oprime al personaje, por lo tanto, él siempre está buscando, una luz, alguna iluminación en la palabra que produce sus deseos y sus frustraciones para poder ser libre. Una lucha con un enemigo que es uno mismo y a la vez una fuerza superior a él, que está escondida como “el recuerdo de su gran amor”.


Para encontrarse con "Esperante, no tan pronto hagas de mi un ausente" y vivir esa lucha que atemoriza a un escritor por un amor, sólo tiene que ir los domingos a las 21:00 a Elefante – Club de Teatro, en Soler 3964, reservas al 4821-4425.


Ficha técnico artística

Sobre textos de: Macedonio Fernández
Dramaturgia: Eliseo Barrionuevo, Francisco Grassi
Actúa: Eliseo Barrionuevo
Iluminación: Yamil Chiapa
Asistente de producción: Emilia Sonzogni
Prensa: Ezequiel Hara Duck
Producción: Anahi Garcia Cascabelo
Dirección: Francisco Esteban Grassi