23 jul. 2009

BASTARDAS


No es una visión romántica sobre mujeres


“Bastardas, es una obra de teatro-audiovisual, a partir de los textos poéticos de Sylvia Plath, que aboga por la convergencia de dos maneras de narrar distintas, del gesto y la palabra: Teatro y cine; mezclando dos estilos que se alimentan mutuamente para dimensionar la expresión. En Bastardas hay seis Sylvias Plath, que en un “loop” constante interpretan las distintas facetas dramáticas de la misma mujer. Son seis personajes femeninos que se desdoblan una y otra vez creando una inequívoca simbiosis entre las actrices y la poetisa. Las seis actrices dan vida a las diferentes miradas de la escritora y en un acto de malabarismo actoral superan la ficción para naturalizar un espacio entre la palabra y el diferido.”


“Bastardas” es una experiencia maravillosa, desgarradora, poética y muy sensual. Ocho mujeres definen a su manera a Sylvias Plath; a su vez los personajes de Plath construyen lo femenino.


“Bastardas” está co-dirigido por Andrés Morte y Estebán Mihalik, es una puesta en escena donde conviven claramente y bien definido las propuestas plásticas, audiovisuales y escénicas en un espacio que deja respirar al público pero llega a ahogar a los personajes; encerrándolas dentro del público real del realto de la obra “el padre”, “el hombre”, “la mujer” y el mismo hecho de ser mujer.



“Bastardas” es un abandono al deseo y a su vez es una invitación a una fiesta privada; no es una histeria de provocación, pero a la vez seducen provocativamente y en histeria. El personaje de Lala Moscato es el que más impacta, a gusto personal, es la que tiene la difícil tarea de estar en constante dolor, manifestarlo cuando hay que hacerlo y acallar cuando “las otras” se expresan; pero la sutileza de su dolor está en constante presencia dentro de su mirada.



También resalto las actuaciones de Melody Llarens, Mara Meter, Eliana Migliarini, Mariela Pizzo y Daniela Vargas; sin olvidar a la serenidad femenina Bianca Randón. Como también el trabajo de construcción de imagen y de sueño (tal vez la utopía de Plath) de Rocío Mendez, quien está en la difícil de misión de decidir la imagen que hay que plasmar.



“Bastardas” esta excelente propuesta sensual y de seducción teatral, visual y emocional está todos los viernes a las 21:00 en Uniclub, Guardia Vieja 3360.

IAGO ESCENA PARA UN CRIMEN


Cruel manifestación de la manipulación

“El discurso como instaurador de realidad donde la palabra crea y re-crea apariencias reales ante la mirada y los oídos de otro, es un hecho humano y cotidiano. Una cotidianeidad que a veces puede terminar en tragedia.”

Edgardo Dib

Al principio, en la espera para entrar a la sala, la paciencia es interrumpida por una persona que comienza a jugar con una cámara y graba en vídeo, imágenes de diferentes partes del público. Uno piensa, “que no sea utilizado en la puesta en escena”...


Al entrar, una música suave, una mujer echada en la cama... espacio semi-vacío, espacio nada teatral... sólo dos pilares dividen el lugar que corresponde al juego y el lugar de los espectadores. Comienza la función. La tragedia de Otelo es una excusa para jugar a la manipulación.


La propuesta de Edgardo Dib y todo su equipo se manifiesta en un juego teatral exquisito y minimalista. Donde los héroes, o los personajes de la tragedia son interpretados por mujeres. El espacio está despojado de una gran producción, el mayor tiempo de la obra, todo está determinado por una luz de la lámpara que es manipulada por la actriz que interpreta a Iago. La musicalización, el vestuario como todo el concepto de la obra está muy cabal con la propuesta escénia.


Érica Spósito es una especie de “demiurgo” del relato y el acontecer teatral; ella es la que interpreta a Iago, pero también es la que “decide” quien de los personajes estará iluminado para poder exponer su intervención, como actriz y el personaje que realiza; el personaje de Iago, al igual que la actriz, manipula la situación, llevando todo a su conveniencia.


Setella Maris Brandolín, cuya tez, pelo y vestido son blanco, construye a Otelo desde la seducción femenina, pero habla como hombre, sin cambiar la voz, ni perder la sensualidad en escena; a simple vista, la experiencia de vida y el conocimiento de ella es mucho mayor que las otras actrices. Julieta Guillermina Vigo y Cecilia De Feo con sus personajes buscan siempre la felicidad y la satisfación de Otelo.


“Iago: escena para un crimen” es unna muy buena propuesta que está los jueves a las 22:30 en Beckett Teatro, Guardia Vieja 3556. Teléfono: 4867-5185

AUSENCIA

Lo humano está en escena

“La historia narra la vuelta de Agamenón de una batalla y su posterior asesinato llevado a cabo por su mujer Clitenmestra, en venganza por la muerte de su hija Ifigenia. Este asesinato planeado en complicidad con Egisto, desata una ola de venganzas y muertes, que continua con la de Casandra. Luego, con la llegada de Orestes que vuelve del exilio, se produce el asesinato de Egisto y Clitenmestra sellando un círculo de sangre familiar que queda en tensión y sin resolverse, configurando un panorama que remite a la violenta historia argentina .
¿Se trata de una historia trágica? Sí. Tragedia que ya en momento de ser planteada es un edificio en ruinas: Están los asesinatos crueles de personas que siguen su destino ciegamente. Está también el “Coro” y Casandra, que a pesar de lo que van observando y de sus advertencias, jamás podrán desviar el curso de los acontecimientos. Y está también el “pecado de soberbia” del héroe, que realmente cree que puede sortear la maldición de su propia madre y todo lo que consigue es arrojar más peste sobre la Ciudad. Sólo que aquí no hay “héroe”, en el sentido trágico: lo son todos, es decir ninguno. Y Como marco de la tragedia, un músico-demiurgo que contiene y acompaña los acontecimientos.
El deseo de matar a otros hombres como forma de verdad, como una manera de querer ser ellos mismos de una manera superior.”


“Ausencia” es una adaptación, una relectura y una excusa que Adrían Canale propone desde la dramaturgia y la dirección para manifestar el deseo que todos tenemos y ocultamos de matar a una persona y quedar impune; o realmente es re-descubrir que algo o alguien falta, creando una consecuencia debastadora en uno mismo y en los demás.


En “Ausencia” no hay narrador, no hay consecuencias y no hay tragedia; sólo hay un vacío, donde los personajes están siendo acribillados por ellos mismos, por la atmósfera y el clima de violencia que se crea en el espacio.


“Ausencia” es la falta de contención que manifiesta una familia destruida, que al parecer pueden poseer todo. Pero en esa riqueza está la miseria de su existencia; los personajes no pueden existir si no tienen un enemigo a quien destruir, y el exterminio de su enemigo se transforma poco a poco en un acto de venganza que como fin será la misma muerte.


“Ausencia” está los domingos a las 19:00 en Puerta Roja, Lavalle 3636.




HEBRAS

Dolor y compromiso


“Pendiendo de un hilo. El hilo se corta por lo más fino. No da puntada sin hilo. ¿Quién maneja los hilos?”


“Hebras” que está bajo la actuación, la dirección y la dramaturgia de Luisa Calcumil y Valeria Fidel, nos hace agradecer al teatro esa posibilida de jugar no de forma realista la escena, sino de manera simbólica, con metáforas, vivencias y mucha teatralidad.


Lo cruel, lo salvaje e inhumano puede transformarse en algo “agradable” de ver, pero las sensaciones que producen a la vez son muy fuertes y tan poéticas que duele, se necesita un silencio para “asimilar” el hecho teatral.; es una puesta en escena donde la violencia conjuga con lo teatral; es un juego que lo hermoso se vuelve cruel y el terror se transforman en poesía.


“Hebras” es un trabajo mucho más que honesto, es una propuesta de vivencia. Por el trabajo, por la manera de presentarse de Valeria Fidel y de Luisa Calcumil, la concepción de teatro y vida van de la mano; no es un “hacer teatro” o una pose de artista (como sucede en muchos casos), sino hay una filosofía, hay un desgarramiento personal en ellos de jugar y vivir. Personas muy humildes, sencillas y honestas, donde el teatro es a puro corazón y pulmón para existir.


Muy pronto regresará “Hebra” dentro del marco del “I Festival Naciona” en el mes de septiembre.

TIEMPO COMPARTIDO


Anécdotas una tras otra


“Una velada relajada. Ver teatro y tomar algo. Esa es la propuesta de Tiempo Compartido. Un trote, una clase, una coronación, una reunión en el living, son las excusas para poder hacer vivir a estos personajes, ahí, cerquita, entre tema y tema, trago y trago, sentado en un sillón, como en el living de tu casa, pero en Silencio de Negras. La propuesta es una apuesta a la actuación, a secas. Una apuesta a disfrutar, tanto los que ven, como los que son mirados.”



“Tiempo Compartido” intenta crear un encuentro mucho más cotidiano y familiar entre el público y el teatro, acentuando –como siempre en la mayoría de las obras de Buenos Aires- en los actores. Cada uno de los espectadores dira si hubo o no ese encuentro.



En “Tiempo Compartido”, una propuesta de Nahuel Cano, hay anécdotas muy diversas, narraciones incongruentes y manifestaciones impulsivas. Cabe destacar el trabajo y las intervenciones de Cristian Jensen, que poco a poco nos muestra sutiles personajes que construye acciones internas y esto hace surgir momentos explosivos.



“Tiempo Compartido” está los domingos de julio en Silencio de Negras, Luis Saenz Peña 663, teléfono 4381-1445.

SERÁN SUS OJOS


Nada más por ver...



“El rock como última poética analógica. 5 actores que nunca habían tocado un instrumento forman una banda, una obra se construye en torno a ellos. Serán sus ojos. Una obra rockera con actores y banda en vivo; una experiencia única, actores devenidos músicos entregados a producir ficción... funciona casi como el reverso de un videoclip, pero estrictamente teatral.

En Serán sus ojos se respiran juntos rock y teatro, es una obra que se construye en las grietas, en las fisuras de un show. La música está puesta en el centro de la teatralidad para hacer melodía y watts el desgarro amoroso de una pareja, el ascenso y caida de una estrella, todo narrado a través de un texto que busca la contundencia de una lista de temas.

En este recital/teatro todos sufrirán cierta desilusión y el público va a estar muy cerca para experimentarlo, con la potencia que generan la intensidad extrema de los cuerpos, las voces y la música.”


“Serán Sus Ojos” sigue manteniendo un buen nivel, creció mucho musicalmente hablando, la música se escucha mucho mejor, las interpretaciones o el “ruido” que ellos crean es más definido y concreto, no hay dudas, ya dominan los acordes y someten al instrumento en un diálogo teatral, haciéndolo parte o continuación de los personajes.



“Serán Sus Ojos”, cuya dirección y dramaturgia es de Nahuel Cano, y la dirección musical pertenece a Lucio Mantel, es la carencia del sentido teatral en una representación. El espacio es manejado en una forma sutil que se transforma en varios espacios no encunciados ni definidos, es un acto teatral donde conviven tres personajes tocando algo de música –personajes que realmente están muy bien trabajados y tienen mayor dimensíon en cuanto a sus deseos y urgencias-, un autor-cantante-poeta –otro personaje que sigue manifestándose como el de mayor presencia- y Perla.



“Serán Sus Ojos” está todos los sábados a las 23:00 en Silencio de Negras, Luis Saenz Peña 663, teléfono 4381-1445.