27 sept. 2008

NO ES UNA BUENA NOCHE


“Acuchillame con un cuchillo”


Esta obra fue escrita y dirigida por Facundo Zilberberg, pero la responsabilidad de defenderla es la del grupo. La puesta en escena propone un mundo donde las relaciones no son como las conocemos, que la verdad no es la que sabemos y que nunca vamos a estudiar a Foucualt y llegar a tener el orgasmo intelectual que deseabamos con nuestra “compañerita” de universidad; sí, asi de loca es la propuesta.
Pareciera que está bien escrita, digo pareciera porque exisitieron varios problemas en cuanto espectáculo inconcluso; y, como no era la noche de los actores, no logré entrar o comprar lo que vendían. Primero, ¿cómo es posible que dejen entrar público una vez comenzado el espectáculo?, teniendo el letrero de advertencia y no lo cumplen. Me parece una falta de respeto para los que están defendiendo el trabajo. Segundo, los actores no estaban muy concentrados, ya que el texto estaba bueno, pero no lo decían con la fuerza suficiente que exigía, es decir, entendían el texto y ya lo transitaron varias veces, pero las palabras no salían con presencia y claridad. Tercero, se cortó la luz, debo admitir que en ese momento comenzaron a jugar los actores con un hecho que sí les atravesó y esa era la motivación que necesitaban, ahí fue donde comenzó a cobrar sentido el juego, pero inmediatamente cortaron la obra; sí, se trataba de un problema técnico; pero lo bueno es que no lo evidenciaron y lo resolvieron de buena manera, hasta que cortaron abruptamente el espectáculo y ofrecieron las disculpas al público por el corte de luz.
Es por eso que digo que no termino de comprar la obra, tiene mucho potencial y los actores lo saben, pero tal vez no fue su noche, suele suceder.
Continuen con el trabajo. Concentrense y puntualidad ante todo. Este buen trabajo es en “La Tertulia” en la calle Gallo 826, los vier

PROPUESTA DE HUMOR SOMBRÍA


“La madre impalpable”
¿Cómo es una madre? ¿Cada uno es el reflejo y la reacción de su madre?

Jorgelina Aruzzi tuvo,, junto a Mario Marino, una idea y una propuesta con humor que a la vez sea sombría en un hecho que sucedió o puede suceder alguna vez: la de dibujar a una madre muy impulsiva, carnal y “bi-polar” en su pasado y presente, el colegio; donde busca a su hijo, tanto en el sentido de ir a la escuela y solucionar el (los) problema (s) en que se metió su hijo; como, buscarse a uno mismo a través de su familia, en este caso, el retoño de sus entrañas. Momentos cotidianos y comunes donde juegan con el imaginario de la gente, y uno mismo dice “tal cual”; circunstancias que son reales pero a la vez muy teatrales.

El espacio es simple, paredes blancas que sugiere y estimula muchos significados (desde colegios, a psiquiátricos); sobre esas paredes se proyecta imágenes de los lugares donde está, pero sobre todo de lo que ella ve, de lo que le sucede. Jorgelina Aruzzi es una actriz que juega con mucha versatilidad y tiene buen manejo técnico en cuanto a los espacios, la voz y el cuerpo; y sí, te hace creer todo en esos 60 minutos de humor sombrío. Una muy buena producción, y muy buena técnica en las fotografía que proyectan.
Si quieren hacer la prueba, que aconsejo, es en “Anfitrión”, calle Venezuela 3340, los viernes y sábados a las 21:00

25 sept. 2008

LA CRETIVIDAD NO TIENE LÍMITES



124

Ya desde la entrada del público se respira incertidumbre, generando curiosidad. Cómo fondo, una pared roja, con tres puertas, lámparas en la pared, espacio vacío y un piano a la izquierda del público. Oscuro, luz, imaginación y adelante con la creatividad.

“124” es una propuesta encantadora de juego, juego con el cuerpo, juego con el otro, con el acompañante –sea como personaje o como compañero en escena-, en resumen un juego dinámico de cuerpos, donde se complementan y al mismo tiempo crean la distancia de la teatralidad –reconocen y muestran el artificio teatral- en los personajes.

Cecilia Blanco (en cartel: Mi joven idota corazón) otra vez me sorprendió por ser una actriz de oficio, quien junto a sus compañeros Javier Drolas, Agustín Repetto y Fernando Tur están en un magnífico trabajo de propuesta de escena. Que leyendo los créditos casi son responsable de todo. La música, maravillosamente construida en escena; los objetos, estímulo visual, de sorpresa y de juego. Una buena escenografía por Mariana Tirantte. Y, sobre todo, la dirección y puesta en escena de cuatro actores.

La historia en esta propuesta no es muy importante si uno la toma de forma común, de forma entendible. Es mucha más fuerte cuando se profundiza la anécdota de pareja, y de uno mismo en la construcción y destrucción del ser humano con o por el otro; donde uno busca saber quien es en verdad, o qué hace ahí; y, como se va construyendo y mimetizando con el otro.

Vamos todos a verla. Realmente aconsejable y "disfrutable". Nuevamente, pienso que esta obra no es para un miércoles en la noche, pienso que es para un domingo por la tardecita. Pero va la info. Miércoles a las 22:00, en el Portón de sánchez (Sanchez de Bustamante 1034). Vamos todos al teatro!

23 sept. 2008

EN EL SILENCIO...


Mi joven idiota corazón
de Anja Hilling
Una excelente propuesta en cuanto a dirección de actores y propuesta espacial por parte de Gonzalo Martínez. No sé si es una obra para ver un domingo por la noche, ya que deja una sensación de vacío.

Muy buena las actuaciones de Juan Barberini, Javier Barceló, Francisco Civit y Martín Urruty; y, excelente trabajo de intensionalidad de Milagros Gallo y Cecilia Blanco, donde realmente dejan todo en escena. Sobre todo cuando el silencio juega un papel muy importante es necesario contar con estos actores.

El espacio es un constante “tobogán” de ambientes, donde la atmósfera respira y realiza una simbiosis con los personajes, es más que un reflejo del interior de cada personaje; y lo mejor de todo, no es ilustrativo, ni descriptivo, sino perceptivo.

La historia de Anja Hilling junto a la puesta en escena de Gonzalo Martínez propone personajes sombríos, tridimensionales, y sobre todo pregnantes en el silencio y la oscuridad.

Repito si el día de presentación es el adecuado, pero no dudo que la propuesta y la puesta en escena como el trabajo actoral de “Mi joven idiota corazón” es para ir a respirar teatro. Esto es en El Kafka, en Lambaré 866, los domingos a las 20:30.

UNA IDEA CON IMAGINACIÓN



KILOVIVO

El trabajo colectivo, la dramaturgia, la dirección y la actuación, denominado Kilovivo es una idea tentadora y de mucha imaginación; pero la propuesta sólo se queda en la idea, necesita más mundo, más profundidad de trabajo. Es un intento de propuesta osada, cómica y sensual, dónde todo queda en la intencionalidad.

En un espacio cerrado, cuyo punto de fuga en la escenografía no está explotada, se expresa la puesta en escena de una carnicería en un futuro apocalíptico donde la carne escasea y la vida humana, como siempre, no vale nada. Hay un intento de lucha de clases, de espía y contraespía y ciertos roces sensuales donde necesidades carnales debiesen ser saciadas.

El trabajo de Ramiro Lehkuniec y Leticia Frenkel son los que más se destaca a nivel actoral, como la estética del espectáculo, desde el vestuario y la escenografía.

Bajo la premisa de una sentencia de David Ricardo “Existen ciertos bienes cuyo valor está determinado tan solo por su escasez” el Grupo Matarachán presenta Kilovivo en el Espacio Culturla Pata de Ganso en Zelaya 3122, los domingos a las 19:00. Nota aparte, son impuntuales.

¿UNA ÓPERA POP?



BARE Despojados


Hay que reconocer que no es un espectáculo apta para todo el público. Vamos por algunos de los detalles de mal gusto. La historia no llama la atención. Problemas de sonido que deben arreglar, sobre todo, si los instrumentos cubren las voces y las palabras. Evelyn, uno de los personajes principales no se le escuchaba nada de lo que cantaba, y mucho menos se entendía lo que decía.

Lo destacado de esta obra musical denominada “BARE Despojados Una ópera pop” es la música, el manejo del espacio y alguna de las voces. Repito, tal vez porque no se escuchaba lo que cantaban alguno de los actores o no se entendía lo que decía.

La música es genial, y es interpretada con mucha energía y precisión por la banda en vivo, que saben de su oficio y que contrasta a lo que sucede en escena, exceptuando el poder y la fuerza que tienen cantando, como la presencia vocal y escénica, de Marcela Mingo y Laura Gonzalez. Realmente las felicito a los dos y espero que sigan cosechando más de su hermoso trabajo vocal y escénico en este rubro. Los actores que interpretan a los personajes secundarios juegan muy bien a lo que tienen que jugar, hubiera sido bueno que eso mismo pasara con los tres actores principales.

El espacio, por ser el lugar que es “La Manufactura Papelera”, se permite jugar con planos, fondos, ambientes y sobre todo diferentes niveles; dónde rompe las estructuras convencionales de un frente para el espectador y la escena en el teatro.

El trabajo de Guido Napp es de aplaudir por adjudicarse mucha de las labores y tomar de manera muy personal el proyecto, pero tal vez un poco de distancia o que solo se encargue de la interpretación hubiera estado con mayor fuerza e intensidad su personaje, que era el que más se destacaba entre los tres principales.

La obra se presenta en “La manufactura Papelera” Bolivar 1582, los viernes a las 21:00 y sábados a las 22:30

LA ARGENTINA DE CARTÓN


José, el cartonero
Un trabajo muy honesto y de oficio por parte de José Gómez, quien resume la situación de un país desde uno de los trabajadores más excluido, el cartonero.

Esta obra plantea que no todo está perdido y dónde creemos que no existe más que oscuridad aparece un personaje noble, José; quien cuenta su relación con su padre, el país, sus amigos, su mujer y por sobre todas las cosas, su hijo. Todo esto sucede un 23 de diciembre, en alguna calle que da al Obelisco, donde es el lugar más transitado y comercial. Historia porteña por un argentino excluido y discriminado por su condición y color.
Desde su lugar de trabajo, por un lado José, el cartonero, vive y nos muestra a un padre incomprensible para él en un principio, hasta que a José le toca ocupar ese rol; nos muestra un país despojado de sueños y traicionados por los gobernantes, quienes fueron los causante que se multiplicaran más y más las personas que recogen cartones. Por el otro lado, José nos conmueve con su relación de pareja y su hijo, quien ahora es la razón que le dedica su vida...

En una historia conmovedora, José Gómez realiza un unipersonal con muchos matices, color picardía e histrionismo. Para ver los Sábados a las 20:00 en Bonpland 2050, teatro El Tunel. Ah, hay un plus de regalo, que perdonan la impuntualidad.

A LA IZQUIERDA, SUBIENDO POR LAS...



Señales de Humor



“A la izquierda, subiendo...” con esas palabras terminaban de vender e invitarte a ver el espectáculo “Señales de Humor”, y cuando uno ya subía las escaleras escuchaba un “Gracias”.

El señor Gabriel Gómez es el maestro de ceremonia de este encuentro de monólogos de humor, quien explica y define el espectáculo, anunciando calificativamente quienes van a hacernos reír. En el transcurso del espectáculo, el señor Gómez comenta las desventuradas desgracias que tiene al ir a comprar algo, sea en el supermercado o con su pareja, y siempre su humor tiene un gran complemento de histrionismo facial.
El primer comediante, Gustavo Valente, “el rulo” quien intenta buscar la comicidad de la experiencia de la vida -ya que la recorrió más de una vez y mientras que todos estamos de ida él ya volvió-, de manera explicativa y jocosa. El segundo en aparecer es Germán Ven quien no tiene miedo a sazonar con mucho delirio corporal el espectáculo. Y el postre, Nancy Gay, quien para mi humilde entender, fue la que mayor manejo de humor crudo y delirante expreso en todo el show.

Existieron algunos problemas con el sonido, errores técnicos que no se llegaban a entender ciertas palabras; o los gritos y delirios eran tan descontrolados que provocaban un ruido muy pesado en el sonido.

“Señales de Humor” es un buen espectáculo cuyo humor es demasiado cotidiano; y, quienes lo crean no retroceden ante ninguna seriedad y le pone mucha ganas y fuerzas.
Para las 00:30, en el Paseo La Plaza, en Terraza Teatro Bar. Corrientes 1660. A la izquierda, subiendo...